viernes, 2 de marzo de 2012

Muy lógico... O no?



“Es muy increíble que nuestra sociedad ha llegado al punto donde el esfuerzo necesario para:
- Extraer petróleo de la tierra.
- Embarcarlo a una refinería.
- Transformarlo en plástico.
- Moldearlo apropiadamente.
- Transportarlo a una tienda.
- Comprarlo y traerlo a casa.
Se considera menos esfuerzo que el que toma lavar la cuchara después de usarla.”

No hay mucho más que agregar a esta imagen… O tal vez si. Porque aunque uno haga muchas alusiones al reciclaje, al vida libre de contaminantes etc; lo importante es qué es lo que uno realmente hace al respecto.

Hay principios que trato (y recalco que trato porque todos somos falibles) de seguir en mi vida, uno de ellos es el respeto y trato de ser respetuosa a todo nivel; me respeto a mi misma, respeto a los demás y respeto al medio ambiente (y con ello por ende, a todos quienes vivimos en la Tierra).

Tres son las actitudes que conllevan el respeto al medio ambiente: Reducir lo que consumimos, reutilizar o darle otro uso a algo que ya usaste y reciclar aquello que ya no puede tener otro uso. Muchos se llenan la boca con el reciclaje y se olvidan de los otros conceptos, lo dicen porque está de moda ser “verde” y no se preocupan más allá de lo obvio. En próximas entradas trataré de explicar(me) cómo veo yo esto de ser respetuosa con el medio ambiente, porque hace tiempo que anda rondando esa idea en mi cabeza, por mientras les dejo la imagen que me dio mucho que pensar en su momento.

5 comentarios:

Carlos MxAx dijo...

totalmente de acuerdo, a veces los pequeños detalles marcan la gran diferencia, culpamos a las grandes multinacionales, pero no sabemos que como ciudadanos en forma individual podemos lograr un gran cambio, que pase de algo fuera de lo normal a rutinario, como el ejemplo que das, la típica cucharita de plástico la usamos una vez en el postre en el casino del trabajo y después se bota, pensando que se podría dar varios usos...

saludos!!!

María José Lechuga dijo...

Es cierto, hay que creerse el cuento de que lo uno hace vale la pena... de otra forma nadie se movilizaría por nada.

alp dijo...

Desde luego se recicla muy poco...y el petróleo?..no tenemos otras alternativas...me rio yo de los políticos...un besazo desde Murcia...seguimos...

alp dijo...

Desde luego se recicla muy poco...y el petróleo?..no tenemos otras alternativas...me rio yo de los políticos...un besazo desde Murcia...seguimos...

María José Lechuga dijo...

Gracias por tu comentario! Pocas son las alternativas, por eso es necesaro fomentar investigación para generar nuevas formas de utilización de las fuentes de energías limpias. Saludos!